Conecta-Dos: Mente y Corazón

Hoy más que nunca necesitamos de los creativos y necesitamos amar.

No es coincidencia que el hemisferio cerebral que regula la parte emocional sea el mismo que regula la imaginación y la creatividad. Alice Isen, maestra de Psicología y Marketing en la Universidad de Cornell, afirma que el afecto conduce a nuestra mente a elaborar mejor la información de un problema, elementos que potencian el ingenio y redundan en una mayor creatividad. (Lee el artículo completo)

Todos somos creativos. A todos nos gusta querer y que nos quieran. Confirmar esto es muy sencillo. Basta con observar cómo reacciona la gente ante las muestras más sencillas de cariño: Shea Glover, una estudiante de 18 años proveniente de Chicago, condujo un experimento social en donde ponía a algunas personas frente a la cámara y les decía “Estoy tomando fotos de personas que yo creo son hermosas”. Las reacciones de aquellas personas fueron conmovedoras.

.

La música, y en este caso la música romántica, también influye de gran manera en nuestra creatividad. En la Universidad de Vanderbilt, psicólogos han determinado que los músicos profesionales “piensan” diferente de todas las demás personas, son más creativos y utilizan los dos hemisferios cerebrales más que el resto. Ésta observación es una de las más importantes, ya que los investigadores lo justifican con el hecho de que estos individuos utilizan ambas manos para tocar sus instrumentos.

blogbox12FEB-02
Ilustraciones por @dan_t.s

Los músicos pueden ser particularmente buenos en acceder e integrar la información provenientes de ambos hemisferios. Los que tocan instrumentos usualmente integran en una sola pieza musical diferentes líneas melódicas. Igualmente han desarrollado la capacidad de leer simultáneamente los símbolos musicales, actividad correspondiente al hemisferio izquierdo, así como integrar la música escrita con su propia interpretación, tarea asociada con el hemisferio derecho. (Lee el artículo completo).

“A todos nos gusta querer y que nos quieran”.

Cuando pensamos en alguien que amamos, tenemos reacciones que van desde sonrojarse, preguntarse internamente si eso que sientes será mutuo o simples fantasías, empezar a salir de tu zona de confort, exponiéndote a cierto grado de fragilidad. Algo similar pasa con las nuevas ideas: cuando experimentamos algo nuevo, sientes aquella emoción, algo de vértigo, cansancio… Al igual que el amor, la creatividad nos hace vulnerables.

blogbox12FEB-03

Escrito por @Ordorica96

Arte e ilustraciones por @dan_t.s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s